Advertisement
News
Advertisement

A un año de la partida de Arturo Romero

Thu, 05/19/2011 - 5:21am
Pan American Health Organization

Cuando se cumple un año del fallecimiento de nuestro querido amigo y excepcional epidemiólogo colombiano, Arturo Romero, queremos recordarlo esta semana por su legado y por su trabajo en nuestra Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Esta semana queremos extender a su querida familia, a sus colegas y a sus amigos en nombre de la OPS y en el mío propio, nuestras condolencias y en esta semana y convocarlos recordar juntos a Arturo.

En 1954 se recibió de médico cirujano en la Universidad Nacional de Colombia. Se especializó en Tisiología en el Ministerio de Salud Pública de Colombia en 1963 y al año siguiente realizó su Maestría en Salud Pública en Sao Paulo, Brasil. En 1971 realizó un curso avanzado en Epidemiología en el Centro de Enfermedades Comunicables (CDC) de Atlanta, Estados Unidos.

En sus años en Colombia, participó en el desarrollo de los Servicios de Salud Pública en el Valle del Cauca, en Colombia. Además, dejó su huella en el campo de las enfermedades transmisibles, especialmente en el de la tuberculosis, donde realizó varios trabajos y estudios.

Para nuestro orgullo, Arturo Romero ingresó en la OPS en 1968 y por 18 años estuvo trabajando con nosotros intensamente. Primero trabajó en Guayaquil, Ecuador, como asesor en Tuberculosis. Luego fue trasladado a Guatemala donde por varios años trabajó como asesor en epidemiología. Estuvo trabajando en la sede en Washington, D.C., y también en la de Buenos Aires, Argentina.

A partir de 1983 se instaló en Washington, D.C., otra vez donde fue Director de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la OPS/OMS. También fue miembro de la International Association of Epidemiology y de la American Public Health Association, entre otras.

Pero que quizás uno de sus trabajos más significativos están en los textos especializados que nos ha dejado durante sus años de trabajo sobre epidemiología y medicina social. Al retirarse en 1987 en Medellín, Colombia, Arturo se volcó a su pasión por escribir y nos dejó cuatro libros formidables que constituyen un legado para la medicina, la salud pública y la epidemiología particularmente en su país.

En 1990 publicó Historia de la Práctica de la Medicina Social en Colombia. Seis años después sacó Historia de la Medicina Colombiana Siglo XIX y al año siguiente también publicó La Investigación de las Dolencias Infecciosas en la Historia. En 1999 publicó Historia de la Salud Pública y la Epidemiología en Colombia. No alcanzó a terminar un proyecto de libro que vinculaba al arte con la medicina, tema que le gustaba.

Arturo era un gran humanista que se destacó en las investigaciones médicas, pero también en su calidad de profesional comprometido con su tema, franco y riguroso, pero también irreverente, entregado a su trabajo, su familia, además de ser un amigo entrañable. Por eso, y en estas fechas donde se siente tanto lo que nos hace falta, lo recordamos con el cariño de siempre.

Mirta Roses

Directora.

SOURCE

Advertisement
Advertisement

Share this Story

X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading